• Magneto Transmedia

¿Qué es y qué no es el metaverso?



El sueño de ingresar a un mundo virtual en el que podamos interactuar de forma similar a cómo lo hacemos en la realidad ya es un hecho. Las experiencias inmersivas poco a poco van ganando terreno en varios aspectos de nuestras vidas y la llegada del metaverso está acelerando el proceso. Por eso creemos que es importante conocer algunos conceptos clave que nos ayudarán a entender esta transformación digital.


El metaverso es una representación tridimensional del mundo real que además es inmersiva y tiene la capacidad de conectarse a Internet. Se trata de una copia digital de nuestro mundo que amplificará ciertas experiencias y permitirá a sus usuarios el tránsito entre “mundos” que mezclarán lo real y lo virtual en distintos grados. Te recomendamos visitar este artículo que te ayudará a entender mejor el metaverso y cómo accedemos a él por medio de algunas tecnologías como la realidad virtual, realidad aumentada o realidad mixta.


Características del Metaverso


Mark Zuckerberg se ha referido al metaverso como el futuro del Internet y empresas como Microsoft, NVIDIA, Samsung y la propia Meta (anteriormente Facebook) ya están compitiendo por ganarse un lugar privilegiado en la carrera por crear un metaverso. Por lo tanto, será de esperar que cada marca cree metaversos con sus propias reglas del juego, y la verdad no es nada sorprendente ya que en los últimos 20 años han sido las grandes corporaciones las encargadas de implementar los protocolos y reglas de Internet.


Sin embargo, una característica intrínseca del metaverso será su capacidad de integrar la colaboración activa de comunidades descentralizadas, es decir, que serán los mismos usuarios quienes establecerán las reglas, procesos y protocolos de las diferentes funciones que se irán implementando. Esto incluye tanto transacciones económicas, el manejo de derechos de autor o cómo se establecerán las relaciones sociales.


Para comprender mejor el alcance del metaverso y para diferenciarlo de otro tipo de tecnologías o desarrollos, Óscar Peña, autor del libro Metaversos, la gran revolución inmersiva, define 8 rasgos que nos ayudarán a comprender mejor su concepto:


Persistente

El metaverso no se detiene cuando un usuario se desconecta.

Ilimitado

La cantidad de usuarios, entornos o experiencias no tiene límites.

Reactivo

El entorno reacciona a las interacciones generadas por cada usuario.

Interoperable

Debe facilitar el tránsito de un usuario entre varios niveles de un mismo metaverso, o entre metaversos pertenecientes a diferentes compañías.

Social

Al ser una extensión de nuestras vidas, el metaverso debe facilitar la socialización en ámbitos profesionales y personales.

Creativo

Cualquier persona debe tener la facultad de crear entornos productos o experiencias para el metaverso.

Amplificado

El metaverso deberá funcionar como una capa de información que amplifica nuestra experiencia en un entorno real.

Descentralizado

Las transacciones, no solo económicas, deberán usar un sistema de blockchain para garantizar su seguridad.


¿Qué no es el metaverso?


No es un producto de Meta. Claro, Mark Zuckerberg tiene entre ojos el potencial del metaverso y gracias a él las tecnologías de realidad extendida han tomado un nuevo impulso, sin embargo, Zuckerberg no lo creó ni fue el primero en imaginarlo. De hecho el metaverso será un lugar que puede ser desarrollado, transformado o expandido por cualquier persona o empresa. Así como existe un internet, existirá un solo metaverso con elementos interoperables entre sí.


El metaverso tampoco es un videojuego, por más que ofrezcan experiencias envolventes y mecánicas complejas que de alguna manera simulan las del mundo real. Los videojuegos, sobre todo los del tipo MMORPG (massively multiplayer online role-playing game, por sus siglas en inglés, o juegos de rol en línea, en español) no son el metaverso, pero tienen muchas cualidades que en algún momento, esperamos que pronto, los podrían llevar a dar el gran salto.


Los filtros de realidad aumentada que se usan en redes sociales como Instagram, Tik Tok o Snapchat no son el metaverso. Si bien utilizan tecnología que nos acerca a la experiencia inmersiva, estos productos todavía se están desarrollando y de momento están delineando un futuro metaverso del que serán parte.


El cambio ya empezó y en Imán Transmedia sabemos que debemos mantenernos a la vanguardia para conjugar el mundo físico y el digital. Esto nos lleva a crear proyectos que se valen de la realidad virtual, realidad aumentada, video 360 y, más recientemente, la incorporación de metahumanos a nuestros proyectos, la implementación de reuniones internacionales en Horizon Workrooms y la captura volumétrica de diferentes actores nos ayudan a crear experiencias que cada vez más se acercan a metaverso.


Esto es lo apasionante del metaverso, tener la oportunidad de pensar en herramientas que nos permitan crear sin límites, y no solamente con fines artísticos o de entretenimiento. Serán precisamente la creatividad y la capacidad de imaginar lo que nos llevará encontrar aplicaciones para industrias como la publicidad, el turismo, el arte, las funciones gubernamentales, la medicina y un sin fin de áreas tan amplias cómo lo permita nuestra capacidad de explorar.

Y tú, ¿ya estás familiarizado con el metaverso?

  • Todavía no. Quiero que me den más información.

  • Ya lo voy entendiendo cada vez mejor.

  • Sí, estoy listo para sumergirme en él.